¿Es la vida en la Tierra un hecho excepcional y único en el Universo o es la consecuencia inevitable de las leyes de la Naturaleza?

¿Está hecho el Universo para nosotros o la especie humana es una más entre miles o millones de especies inteligentes desperdigadas por la inmensidad del espacio?

El Principio Antrópico nos dice que las leyes del universo parecen estar ajustadas para permitir el desarrollo de la vida. Si el valor de cualquiera de las fuerzas fundamentales de la naturaleza variara, aunque fuera sólo un poco, no podríamos estar ahora aquí hablando sobre ello. Si la intensidad de la gravedad fuera un poco mayor el universo hubiera colapsado de nuevo poco después del BigBang. Si fuera un poco menor la materia nunca hubiera formado galaxias o estrellas.

Lo mismo sucede con la fuerza electromagnética o las fuerzas nucleares. Tienen el valor justo para permitir la existencia de los elementos químicos de los que estamos constituidos.

earthLa Tierra está en el sitio ideal. Orbita una estrella mediana, de larga duración, que a su vez está en una zona tranquila de una galaxia, la Vía Láctea, bastante antigua y estable. El Sistema Solar es a su vez un conjunto bastante estable con gigantes gaseosos en su parte externa que nos protegen de cometas y asteroides. La órbita de la Tierra es casi circular y tiene el tamaño justo para que el agua, el disolvente universal, esté presente en sus tres estados.

La presencia de la Luna estabiliza el eje de rotación de la Tierra, lo que hace que el clima de la Tierra no sufra demasiadas variaciones a lo largo del tiempo. Esta relativa tranquilidad parece indispensable para permitir la aparición de la vida y su posterior desarrollo.

Por otro lado, el Principio Copernicano propugna que la Tierra no ocupa un lugar privilegiado en el Universo.

Conforme los astrónomos descubren galaxias más y más lejanas se observa que el Universo es homogéneo a gran escala, lo que significa que es muy parecido visto desde cualquier posición.

Hasta donde sabemos, las leyes de la física rigen por igual en todo el Universo y siendo este tan inmensamente grande, las posibilidades de que aparezca la vida, ya sea en sus formas simples o más complejas, e incluso la inteligencia, deben ser elevadas.
(más…)