Óptica


El pasado viernes 17 de noviembre celebramos la segunda sesión de nuestro curso de iniciación a la astronomía. En esta ocasión hablamos de instrumentación astronómica y el ponente fue nuestro compañero Jose Luís Espí.

Jose Luís nos hizo un recorrido por todos los instrumentos ópticos básicos que se utilizan en astrónomía. Desde la observación a simple vista a la observación con telescopios, pasando por los socorridos pero muy útiles prismáticos. Nos explico su diseño, funcionamento y carácteristicas principales, para que a la hora de comprarnos algún instrumento, podamos escoger los mejores para el uso que le queramos dar. (más…)

Anuncios

El pasado día 9 de Agosto de 2016 se efectuó por parte de David Chacón la compra de un nuevo telescopio Dobson que se añade al telescopio Dobson de 16 pulgadas (apodado “Goliat”) que ya poseía David con anterioridad. Este nuevo telescopio Dobson de 20 pulgadas (500 mm de apertura) tiene una Distancia Focal de 2.500 mm y una luminosidad f:5 y ha sido bautizado con el nombre de “Mamut” por parte de los miembros de la Agrupación Astronómica Magallanes debido no solo a su gran tamaño sino también a sus característicos “colmillos” que posee en la base del telescopio.

fotografia

En la fotografía de arriba aparecen de izquierda a derecha flanqueando al telescopio “Mamut”: David Chacón, Luis María Moguer, José Luis Espí y Manuel Jiménez del Barco (Lito).

14017989_904964149615672_184553220_n1

En la fotografía de arriba aparece en primer plano el telescopio “Mamut” y a su lado David Chacón.

Este nuevo telescopio fue fabricado hace 4 años por Víctor Dekert, un fabricante profesional de telescopios Dobson de gran tamaño que se gana la vida fabricando estos aparatos. Victor Dekert vive en las afueras de Córdoba capital y en su casa tiene un taller en el cual pasa la mayor parte de su tiempo puliendo espejos y fabricando las estructuras y accesorios que luego van componiendo cada uno de los telescopios que posteriormente vende a sus clientes. Víctor fue discípulo del difunto José Costas el cual le adiestró en el pulido de espejos primarios de gran tamaño para telescopios Dobson.

Este telescopio fue adquirido por David Chacón al precio de 2.300 euros debido a que tiene 4 años de antigüedad, mientras que si fuera nuevo su precio oscilaría entre los 5.000 y los 6.000 euros.

El pasado 26 de Agosto llegó al sur peninsular una tormenta que formaba parte de una borrasca que por las fechas en la que estamos se denomina baja “térmicas”. Este tipo de borrascas no son borrascas al uso, con frentes nubosos y cambios de temperatura apreciables por las distintas masas de aire. Estas borrascas se forman simplemente por elevación de grandes masas de aire por calentamiento (el aire caliente se expande y se eleva por su menor densidad). Esa elevación causa una baja presión (borrasca). Si ese aire caliente ascendente lleva humedad de las zonas costeras, donde el agua en estas fechas tiene una temperatura elevada, y este aire choca en altura con alguna zona de aire frío, se producen nubes con gran rapidez, causando nubes tormentosas. Dichas nubes acumulan carga eléctrica por su gran movimiento vertical y suelen provocar numerosos rayos.

Se crean por las tardes, y su máxima actividad acontece a partir de la puesta de Sol y primeras horas nocturnas, desvaneciéndose a lo largo de la madrugada. Sus precipitaciiones suelen ser de corta duración pero intensas.

A la puesta de Sol, se acercaba al Puerto de Santa María una primera oleada nubosa. En esta primera foto se aprecia las cortinas de precipitación cayendo de las nubes

IMG_20160825_205746 (más…)

Los efectos ópticos atmosféricos aparecen cuando tienen que aparecer, quiero decir, necesitan unas determinadas condiciones de las variables meteorológicas y no aparecen caprichosamente. Un observador avezado puede deducir que se están dando dichas condiciones, pero controlar todas es difícil, así que no se puede está seguro de que realmente se produzca el fenómeno.

Así  me encontraba yo el pasado jueves 4 de Agosto, disfrutando de una bonita puesta de Sol en la playa de Santa Catalina, en El Puerto de Santa María (Cádiz) y a la vez percibiendo que sería una buena puesta de Sol para hacer una fotografía, pero simplemente estética. Se apreciaba una calima en el horizonte (fenómeno habitual este verano), que dejaba observar directamente el Sol sin molestias en sus últimos minutos sobre el horizonte. Cuando la luz del astro rey se atenuó lo suficiente, se empezó a apreciar el pilar de Sol, al principio muy tenue. Le hice una foto inmediatamente, pero la estaba realizando con móvil y no salía el fenómeno tal como yo quisiera.

Decidí arriesgar a esperar que se produjera la puesta de Sol, esperando que no cambiaran las condiciones y así con menos luz ambiental, conseguir que se apreciara mejor el fenómeno. Tuve suerte y esta fue la fotografía que tomé

Pilar de Sol

(más…)

M8-M20

Fotografía realizada el pasado 23 de agosto. Es la suma de 12 tomas de 300 segundos con un refractor de 80 mm y 550 mm de focal con un reductor aplanador de x0.8,la cámara CCD era una QHY8L refrigerada a -15 grados. El autoguiado se hizo con un telescopio de 60 mm de lunático y una CCD Atik 16IC. Todo sobre montura EQ6. En realidad hice 16 tomas pero se me estropearon 4, 20 minutos de exposición que hubieran mejorado aún más la imagen. El preprocesado con darks y bias, el apilado y el posterior procesado lo hice con el Pixinsight 1.8.  Pincha en la imagen si la quieres ver más grande.

Imagen del asteroide 216 Kleopatra desde el telescopio Keck antes (izquierda) y después de su filtrado (derecha)

De la multitud de cuerpos pequeños que orbitan alrededor del Sol, el asteroide Kleopatra es uno de los más extraños, atrayendo así  su estudio a numerosos astrónomos. Fue descubierto por el astrónomo austríaco Johann Palisa el 10 de Abril de 1880, pero no atrajo la atención del mundo científico hasta hace 30 años. La primera rareza de este objeto es su variación de brillo, mayor que la esperada por la diferencia de distancia a la Tierra. Da una vuelta al Sol cada 4,6 años a una distancia media de 2,6 U.A. (más de dos veces y media la distancia de la Tierra al Sol). Gracias a  las ocultaciones de estrellas que realiza en su órbita y al estudio realizado desde el telescopio Keck en Hawaii y el telescopio espacial Spitzer, se ha podido determinar la forma tan peculiar que posee. Se asemeja a un hueso, y lo mismo que los huesos de los seres vivos, es poroso. Se ha calculado que su porosidad se encuentra entre el 30% y el 50%.  Por ello se deduce que es del tipo de los asteroides “apilados”, formados por fragmentos pequeños de impactos aglomerados posteriormente.

Otra característica peculiar es que Kleopatra tiene dos lunas que podemos ver en la fotografía. La imagen de la izquierda está realizada con el telescopio Keck, utilizando la técnica de óptica adaptativa, la imagen de la derecha es la resultante después de su filtrado, hecho por el astrofísico Pascal Descamps y su grupo.

más información aquí

El Sol, nuestra estrella, reina solitaria en las horas diurnas,  castigando demasiado en la canícula del sur de España. Pero a veces, sólo a veces, les flanquean dos destellos a la misma distancia. Son los denominados parhelios. Los dos destellos luminosos separados 22 grados a ambos lados del Astro Rey son conocidos desde la antigüedad, Aristóteles ya los mencionó en su obra Meteorología en el siglo IV a.C., desde entonces es un fenómeno óptico que ha despertado la curiosidad de numerosas personas.

Los pahelios son causados por la refración de la luz en los cristales de hielo que forman las nubes altas, usualmente cirros. La luz refractada se concentra en una dirección determinada, justamente a 22 grados del Sol. Por simetría aparecen dos zonas más iluminadas simétricas a la posición del Sol. Estos destellos pueden ser blancos o en forma de arco iris.

En el atardecer del día 13 de Septiembre, llegaron los primeros cirros, espoleados por una masa de aire frío que se acercaba por las Islas Afortunadas. Poco antes de la puesta de Sol, los cirros y el Sol se alinearon, provocando el fenómeno

Nikon D90 a f/20 ISO 200

Minutos después no me resistí a retener la puesta de Sol, una maravilla vista desde El Puerto de Santa María

Nikon D90 a f/8 ISO 200