Últimamente se está hablando de los planes de chinos, japoneses y rusos para enviar hombres a la Luna. Una de la razones para esta nueva carrera espacial está en el Helio 3.

El Helio 3 es un isótopo del Helio que tiene en su núcleo dos protones y un sólo neutrón a diferencia del isótopo más común (Helio 4) que tiene dos neutrones en el núcleo.

Aunque el Helio es el segundo elemento más abundante en el Universo, está presente en la Tierra en pequeñas cantidades debido a su ligereza lo que hace que escape con facilidad fuera de la atmósfera como pasa con el Hidrógeno.

La mayor parte es producida por la desintegración natural de los elementos radiactivos como el Uranio, el Torio y el Radio. De la escasa cantidad de Helio disponible en la Tierra sólo una parte muy pequeña, alrededor de 1 átomo por cada millón de átomos de Helio en la atmósfera, es de Helio 3.

Lo que hace interesante a este isótopo es que podría ser usado en las futuras centrales nucleares de fusión. La fusión nuclear es el proceso por el que dos o más átomos de elementos ligeros se unen o fusionan para formar otros elementos más pesados generando energía en el proceso.

A diferencia de la fisión nuclear, en la que se rompen átomos pesados como el uranio o el plutonio, esta reacción nuclear produce muchos menos residuos radiactivos.

Actualmente se están utilizando dos isótopos del Hidrógeno para conseguir la reacción de fusión: El Deuterio (un protón y un neutrón) y el Tritio (un protón y dos neutrones).

Hay un gran proyecto internacional llamado ITER ya en marcha para conseguir un reactor de fusión operativo pero hay muchos problemas porque para iniciar el proceso se requieren temperaturas superiores a los 100 millones de grados como las del centro del Sol dentro de un contenedor o reactor. Está previsto que el reactor ITER esté operativo dentro de unos 10 años, aunque no hay seguridad en ello.

Cuando se consiga construir reactores de fusión de deuterio-tritio se podrá mejorar la tecnología para usar el Helio 3 en lugar del Tritio como combustible porque con el Helio 3 se necesitan temperaturas aún mayores.

Pero, ¿por qué usar Helio 3 en lugar de Tritio? 

Para empezar, en la fusión Deuterio-Tritio se producen neutrones con la consiguiente radiactividad inducida en el contenedor, lo que hace que se deteriore en poco tiempo.

También el Helio 3 es un isótopo estable y por lo tanto no radiactivo, a diferencia del Tritio que emite radiación beta (electrones) convirtiéndose en Helio 3, por lo que en caso de accidente, la reacción se para automáticamente y no se producen fugas radioactivas.

Pero, ¿por qué la Luna?

Hemos dicho que el Helio 3 es escaso en la Tierra, pero no en el espacio exterior.  Es uno de los componentes del viento solar. No llega a la Tierra porque es desviado por el campo magnético pero sí a la Luna y allí se deposita en la superficie. Este Helio lunar fue detectado en las rocas traídas a la Tierra por las misiones Apollo.

Si es viable económicamente ir a la Luna por ese Helio dependerá básicamente de que se culminen con éxito los proyectos de fusión nuclear. Tal vez el Helio 3 y su suministro sea al final la razón principal por la que el hombre cree bases permanentes en la Luna. Pero también podría pasar que nunca lleguemos a controlar la energía del corazón de las estrellas.

Anuncios