En febrero de 1990, cuando la sonda Voyager 1, en su viaje hacia el exterior del sistema solar, se encontraba a 6,000 millones de kilómetros de la Tierra, más allá de la órbita de Neptuno, alguien propuso a la NASA tomar una fotografía de nuestro planeta.
La NASA en un primer momento no entendía qué sentido tendría fotografiarla desde tan lejos. La Voyager giró hacia la Tierra y tomó la imagen más lejana que hayamos visto de nuestro mundo.
En ella aparecía la Tierra como un punto azul casi imperceptible.
A la foto se le conoce desde entonces como “Ese pequeño punto azul pálido”

El hombre que había tenido la idea era Carl Sagan y sobre esa imagen escribió el siguiente comentario:

Echemos un vistazo a ese pequeño punto. Ahí está. Es nuestro hogar. Somos nosotros.
Sobre él ha transcurrido y transcurre la vida de todas las personas a las que queremos,
la gente que conocemos o de la que hemos oído hablar y de todo aquel que haya existido.

En él conviven nuestras alegrías y nuestros sufrimientos,miles de religiones, ideologías y doctrinas económicas, cazadores y recolectores, héroes y cobardes,creadores y destructores de civilizaciones,reyes y campesinos, jóvenes parejas de enamorados.

Madres y padres, prometedores hijos,inventores y exploradores, profesores de ética,políticos corruptos,superstars, líderes supremos, santos y pecadores de toda la historia de nuestra especie han vivido ahí…
sobre esa mota de polvo suspendida en un haz de luz solar.

Carl Sagan nació en Nueva York en 1934. Hijo de inmigrantes rusos, ya desde pequeño mostró gran interés por la ciencia y especialmente por la astronomía. Fue también un gran lector de ciencia-ficción.  Estudió física en la universidad de Chicago donde se doctoró en astronomía y astrofísica.

(más…)

Anuncios