PROPULSIÓN ESPACIAL

Propulsión espacial es cualquier sistema que permita poner una nave en órbita o, una vez allí, maniobrar para cambiar su velocidad.

En el espacio exterior no existe rozamiento como en la superficie terrestre que nos permite desplazarnos mediante ruedas, por ejemplo. Tampoco es un medio fluido como la atmósfera o el mar en el podemos movernos desplazando el aire o el agua en la dirección contraria a la del movimiento como hacen aviones o barcos con sus hélices.

Todos los sistemas de propulsión se basan en la tercera ley de Newton o Ley de acción y reacción, que dice que: “por cada fuerza que actúa sobre un cuerpo, éste realiza una fuerza de igual intensidad pero de sentido contrario“.

La mayor parte de los sistemas de propulsión espacial utilizan la expulsión de parte de la masa de la nave en una dirección para que el resto se desplace en sentido contrario.

La ecuación de cohete de Tsiolkovski nos dice que el empuje obtenido es proporcional a la masa eyectada y su velocidad.

(más…)

Anuncios