Este vídeo es uno de los resultados del trabajo de campo llevado a cabo por nuestra Agrupación durante los días 23 a 27 de julio en las cercanías de Almonaster la Real (Huelva, España), en el ámbito de la tradicional expedición estival a lugares de cielo oscuro.

El vídeo consiste en un time-lapse que comprime dos horas de rotación de la bóveda celeste, de 11 a 1, en aproximadamente medio minuto. Se ha tratado de mostrar cómo la Vía Láctea inicia la noche en una posición inclinada con respecto al horizonte, para erguirse paulatinamente hasta colocarse perpendicular al mismo, pasando por el cénit y dividiendo el cielo en dos mitades iguales. La toma comienza con una ampliación digital del primer fotograma, centrada en las nebulosas de la Laguna y Trífida, cuyo campo va abriéndose hasta ofrecer un plano completo de la constelación de Sagitario y de la zona central de nuestra Galaxia, recortadas contra los montes de la Sierra de Huelva. A partir de aquí, la cámara se desplaza hacia la derecha y hacia arriba, siguiendo a la Galaxia en su ascensión a la vez que la recorre verticalmente, discurriendo a través de las constelaciones del Escudo, el Águila y la Flecha. En esta constelación concluye el vídeo, con un zoom digital hacia el Cúmulo de Brocchi mientras la escena funde a negro.
Los cálculos precisos para determinar la posición de la Galaxia a lo largo de la noche se realizaron con la app SkySafari Plus para iOS. El material de campo empleado consistió en una cámara Canon EOS 40D y una montura Sky-Watcher AllView, ambos aportados por Miguel Soto. Es de destacar que una de las funciones nativas de esta montura es precisamente la realización de time-lapses, lo cual facilitó enormemente tanto el proceso de toma secuencial de imágenes (mediante el disparo automático de la cámara desde la propia montura) como el desplazamiento panorámico de la escena. Una vez configuradas la cámara y la montura, se tomaron 480 fotos de 13 segundos de exposición cada una, de manera completamente desatendida. Las imágenes fueron posteriormente ensambladas en una secuencia de vídeo mediante la aplicación Time Lapse Assembler. Finalmente, la postproducción se realizó empleando el software de edición de vídeo iMovie.

«No me creo nada. Al fin y al cabo son  geólogos y no tienen ni idea de  fauna marina».

Esa fue la incrédula respuesta que dio desde la superficie Holger Jannasch, biólogo del Instituto Oceanográfico de Woods Hole, cuando le informaron del descubrimiento que sus colegas de expedición, los geólogos John Corliss, de la Universidad Estatal de Oregón y John Edmond, del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts), acababan de hacer en las profundidades del Atlántico.

Estos, un cálido día de la primavera de 1977,  habían descendido con el mini submarino Alvin hasta una cota a 2500 metros de profundidad. En la base de esta elevación submarina habían comenzado la  búsqueda de fuentes activas de génesis de lava, hallazgo con el que pretendían demostrar la validez de la teoría de la tectónica de placas. Antes de alcanzar la cumbre, en la falda de la colina subacuática, comprobaron con expectación que la temperatura del agua era unos cinco grados superior a los dos centígrados habituales en todas las profundidades oceánicas; esta zona de agua anormalmente cálida les hizo pensar que estaban sobre la buena pista. Tras tomar varias series de datos, subieron hasta la cima de la montaña marina con la esperanza de encontrar al fin una zona de erupción activa de lava. Su tímida esperanza se convirtió en pura excitación al descubrir un verdadero oasis de unos 100 metros de diámetro habitado por  moluscos, anémonas, gusanos tubícolas cangrejos e incluso peces de diversos tipos.  El agua caliente que se filtraba, por todos y cada uno de las fisuras del suelo marino, hacía posible aquella explosión de vida en mitad de aquel desierto gélido y sombrío. Los geólogos, a pesar de no ser expertos en seres vivos, fueron conscientes de su revolucionario descubrimiento y pasaron las cinco horas restantes de expedición recopilando datos sobre el pH, la conductividad, la temperatura y el contenido en oxígeno del agua de la zona y también tomaron  fotos y capturaron especímenes de todos y cada uno de los seres vivos que los rodeaban.

Todo les pareció insuficiente para demostrar que habían encontrado vida en uno de los lugares más inhóspitos de nuestro planeta; las frías y oscuras profundidades del océano. Hasta ese momento se pensaba que la Vida, entendida como la existencia de seres con capacidad de reproducirse, nutrirse y relacionarse con el su entorno, solo era posible en ambientes que presentaban unas condiciones determinadas, con márgenes muy estrechos de temperatura, humedad, presión y luminosidad.

Estos límites se han ensanchado vertiginosamente con  el descubrimiento de las bacterias extremófilas; seres unicelulares capaces de desarrollarse en condiciones realmente extremas de temperatura (termófilas y psicrófilas), presión (piezófilas) pH (acidófilas y alcalófilas) sequedad (xerófilas) e incluso bajo grandes dosis de radiación ambiental.

Por su interés científico y por su importancia a la hora de descubrir Vida en condiciones extremas fuera de nuestro planeta, hablaremos de cada uno de estos grupos de extremófilas en sucesivos posts.

 

El minisubmarino Alvin en la campaña de 1977

El minisubmarino Alvin en la campaña de 1977

La Agrupación Astronómica Magallanes organizará un avistamiento del próximo eclipse parcial de Sol del próximo domingo 3 de Noviembre.

Montaremos nuestros instrumentos en los aparcamientos del recinto ferial, cerca de la portada de atrás (no la portada principal) del recinto ferial, donde empiezan a colocarse las atracciones en nuestra semana de feria.

Podeis ver un pano de la zona aquí

Empezaremos a situar los instrumentos a partir de las 12h, para que todo esté listo al inicio del eclipse.

Primer contacto: 12h 42 m

Máximo del eclipse: 13 h 32m

último contacto: 14h 22m

Os esperamos

La Agrupación Astronómica Magallanes quiere poner en marcha una reedición de uno de los experimentos científicos más importantes hechos por el hombre. Gracias a la iniciativa de nuestros oyentes del programa de radio “Un Punto Azul”, pedimos la colaboración de nuestros lectores y oyentes para la repetición del experimento de Eratóstenes.

La idea es que quien quiera participar contacte con nosotros mediante los comentarios a este artículo, manifestando su intención de colaborar con esta iniciativa. Tras un tiempo prudencial, dependiendo de las peticiones que recibamos, se publicará una fecha concreta para la realización del experimento.

Los interesados podrán obtener toda la información pinchando en el enlace

Experimento de Eratóstenes

Para la realización del experimento es necesario realizar algunos cálculos, que están explicados en el enlace anterior. Si  tienes alguna duda sobre ellos o no puedes obtener algunos de los datos de partida necesarios, ponte en contacto con nosotros y trataremos de ayudarte. La idea es que lo hagáis vosotros, ya que creemos que se aprende mucho mejor haciéndolo tu mismo.

 

Ánimo y a colaborar

Bueno, pues ya están aquí otra vez. Como todos los años en Agosto, ya vuelven a darnos “la tabarra” con las famosas “Lágrimas de San Lorenzo”.

Como todos ya sabeis, ni es la única lluvia de estrellas, ni tampoco las más importántes, eso sí, son las más cómodas de ver: las noches fresquitas de Agosto se agradecen tras un tórrido día, y por eso, nuestra agrupación también aprovechará para convocar a todo el mundo a contemplar el espectáculo, y de paso, compartir unas horas de confraternización entre todos.

El lugar de observación, como siempre, en lugares alejados de núcleos urbanos, puesto que la contaminación lumínica nos roba muchas estrellas. En nuestro caso, citamos a todos los miembros, y a todos las personas en general, a acudir a nuestro lugar de observación habitual: en la carretera de Gibalbín, punto kilométrico 10,5 en la carretera cortada a la derecha.

Este año también lo haremos junto con Astronomía Creativa, por lo que esperamos encontrar muchos aficionados a la Astronomía en general en dicho lugar.

La hora, pues por la noche ;-)… que no vamos a citar por el día  como ya hizo cierto periódico…. pero para concretar un poco más, decir que sobre las 22:00 horas estamos citando a todo el mundo.

Para aprender más sobre las Perseidas, recomiendo la entrada de nuestro compañero Jose Luis Muñoz, donde nos lo explicó de una forma muy clara.

¿Es la vida en la Tierra un hecho excepcional y único en el Universo o es la consecuencia inevitable de las leyes de la Naturaleza?

¿Está hecho el Universo para nosotros o la especie humana es una más entre miles o millones de especie inteligentes desperdigadas por la inmensidad del espacio?

El Principio Antrópico nos dice que las leyes del universo parecen estar ajustadas para permitir el desarrollo de la vida. Si el valor de cualquiera de las fuerzas fundamentales de la naturaleza variara, aunque fuera sólo un poco, no podríamos estar ahora aquí hablando sobre ello. Si la intensidad de la gravedad fuera un poco mayor el universo hubiera colapsado de nuevo poco después del BigBang. Si fuera un poco menor la materia nunca hubiera formado galaxias o estrellas.

Lo mismo sucede con la fuerza electromagnética o las fuerzas nucleares. Tienen el valor justo para permitir la existencia de los elementos químicos de los que estamos constituidos.

earthLa Tierra está en el sitio ideal. Orbita una estrella mediana, de larga duración, que a su vez está en una zona tranquila de una galaxia, la Vía Láctea, bastante antigua y estable. El Sistema solar es a su vez un conjunto bastante estable con gigantes gaseosos en su parte externa que nos protegen de cometas y asteroides. La órbita de la Tierra es casi circular y tiene el tamaño justo para que el agua, el disolvente universal, esté presente en sus tres estados.

La presencia de la Luna estabiliza el eje de rotación de la Tierra, lo que hace que el clima de la Tierra no sufra demasiadas variaciones a lo largo del tiempo. Esta relativa tranquilidad parece indispensable para permitir la aparición de la vida y su posterior desarrollo.

Por otro lado, el Principio Copernicano propugna que la Tierra no ocupa un lugar privilegiado del Universo.

Conforme los astrónomos descubren galaxias más y más lejanas se observa que el Universo es homogéneo a gran escala lo que significa que es muy parecido visto desde cualquier posición.

Hasta donde sabemos, las leyes de la física rigen por igual en todo el Universo y siendo este tan inmensamente grande, las posibilidades de que aparezca la vida, ya sea en sus formas simples o más complejas e incluso la inteligencia deben ser elevadas.
(más…)

El Principio Antrópico

El Universo existe. Y existe porque se rige por una serie de leyes y propiedades determinadas que le confieren la estabilidad necesaria para que no colapse en cualquier momento. Y dentro del Universo que conocemos se han llegado a producir las modificaciones y variaciones concretas que han generado el improbabilísimo fenómeno de la Vida. Y gracias a la evolución de la Vida ha aparecido en el Universo el Ser Humano y con él la Inteligencia.

¿Por qué, siendo tan sumamente difícil, ha ocurrido todo esto? Los que defendemos el principio antrópico tenemos una respuesta  a esta pregunta. Una respuesta basada en observaciones científicas. Una respuesta aparentemente sencilla de la que derivan un sinnúmero de complejas consecuencias: El Universo existe para que el Hombre le dé sentido.

Existen científicos y filósofos que no comparten este punto de vista.  Discutiremos sobre este tema, en un debate en el que te invitamos a participar el próximo jueves en Un Punto Azul. Envía tus comentarios o tus preguntas a esta página o a la página de Un punto azul en Facebook¡¡¡

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 105 seguidores